Los Mejores Cuentos de Michael Ende (V)

Con esta entrada terminamos el análisis al libro Los Mejores Cuentos de Michael Ende
 
El dragón y la mariposa o El extraño cambio
 
Argumento.- Este pequeño cuento originalmente escrito en verso y distribuido en tres actos nos relata la historia de un dragón que se come a un profesor con todo y el libro que traía. El bocado le cae mal al dragón quien lo vomita y en su huída, el viejo profesor deja abandonado el libro. Como no tenía mejor cosa que hacer, el dragón lo lee y le da el nombre de Plácido. Al dragón no le gusta nada ese nombre e incluso enferma por ello. En el segundo acto Ende nos presenta al Señor Mariposa, un ser delicado y galante. Un abejorro arma un gran alboroto y le otorga a la mariposa el nombre de Señor Estridente; este nombre tampoco agrada al Señor Mariposa. Una serpiente le cuenta al Sr. Mariposa que conoce un caso tan curioso y raro como el de él, un dragón que se llama Plácido. La mariposa lo visita y deciden intercambiar sus nombres firmando un contrato.
 
En este cuento encontramos el manejo central del concepto de nombre. El nombre es lo que eres y es otorgado por alguien más, te puede gustar o no. Tu nombre te define. El nombre te es dado; pero el re-nombre tú lo eliges porque cada quien lo construye. Es una manera de luchar contra la determinación del designio que otros, generalmente tus padres, te han otorgado.
 
Al renombrarte, cambias tu destino, te vuelves activo y constructor del mismo. La tarea nos es fácil porque las voces externas ponen en crisis tu propia definición. La mirada del otro puede ser determinante en la construcción de las personas. El designio que te dan con esa etiqueta te asigna una identidad, correcta o incorrecta, que no se cuestiona. Lo anterior es especialmente importante con los niños ya que cuando algo se les dice sobre sí mismos estás marcando su ser, hecho que hay que tomar en cuenta al convivir con ellos.
 
Filemón el arrugado
 
Argumento.- Filemón el arrugado es un viejo elefante que vive en la selva de la India. Filemón era sencillo, humilde, grande en apariencia y en alma y por si fuera poco, era filósofo. No molestaba a nadie y le daba cobijo a quien lo necesitara. Como filósofo, reflexionaba sobre cualquier pensamiento grande y hermoso como sobre la Luna o sobre la flor. Los monos de la selva solían despachar estos grandes pensamientos rápidamente; pero Filemón podría pensar en ellos incluso durante años.
En el río sagrado de la selva había una colonia de moscas que vivían en un montón de algas desagradable y maloliente. Como eran muchas se consideraban muy importantes y por ello creían tener el derecho de molestar a los demás. Para probar su superioridad, deciden retar a los animales a jugar fútbol. Después de reflexionarlo, deciden que el único rival digno de ellas es Filemón. Las moscas juegan al fútbol; pero Filemon está ensimismado en sus pensamientos y no se da cuenta de nada, ni siquiera de su derrota ante las moscas. Por la noche la crecida del río se lleva a las moscas. Filemón simplemente sigue concentrado en un gran pensamiento: Luna.
 
Con esta historia Ende se reafirma como un gran observador de la naturaleza al encontrar en los animales las características exactas que los constituyen en un símbolo de alguna cualidad o defecto humano. Para algunas culturas, especialmente la Hindú, el elefante es un ser místico, lo que lo hace perfecto para que Filemón sea un filósofo.
 
Filemón es un ser que está en absoluta armonía con la vida. No le pide nada ni le falta nada. A diferencia de los monos, sabe ser paciente, tolerante y darle el tiempo que merece a cada cosa. Sabe que es importante tomar las cosas muy en serio.
 
Las moscas se creen poderosas por ser mayoría, son narcisistas y creen tener el dominio y el control sobre los otros sólo porque ellas están de acuerdo en algo. A través de estos personajes Ende hace una severa crítica a la manera de actuar de la sociedad cuando sólo es guiada por los impulsos de las masas. Contra las moscas la naturaleza es implacable, como lo es con los seres humanos cuando se consideran invencibles. Las moscas son destruidas con la lluvia, de la misma manera todas las grandes civilizaciones han sido destruidas por algún elemento externo.
 
Una mala noche
 
Argumento.- Una noche un niño se despierta en medio de una pesadilla horrenda, llama a su mamá; pero no responde.  Se da cuenta que está sólo y le da mucho miedo. Comienza a imaginar cosas y la pasa mal hasta que sus papás llegan.
 
Este sencillo cuento retrata las malas pasadas que la imaginación puede hacer a los pequeños cuando se sienten solos por la noche. Cada escena refleja cómo los pensamientos que tienen los niños van escalando poco a poco hasta que el miedo se vuelve de tal tamaño que los acaba cansando y los hace dormir en medio de ese estado de angustia. Al final el niño es confortado por sus padres que llegan y por la promesa de la madre de que estará ahí para evitarle el miedo.
 
Es un lindo cuento para leer a los niños y ser empáticos con sus miedos y angustias nocturnas y ayudarlos a superar esta etapa de su vida.
 
Tragasueños
 
Argumento.- En un lugar llamado Reposolandia la princesa del reino, Biendormidita, no quiere ir a la cama pues le daba miedo acostarse debido a que tenía malos sueños. El Rey busca la solución de muchas maneras sin éxito y por ello él mismo emprende un viaje para encontrar la cura para el problema de su hija. Después de mucho tiempo encuentra un rayito que brincaba de aquí para allá. Se trataba de un singular personaje que se llamaba Tragasueños el cual tenía por alimento los malos sueños de los niños. El problema es que Tragasueños no podía acudir a comer malos sueños sino era invitado y para ello debía leerse un peculiar conjuro. El Rey está lejos de su palacio y Tragasueños lo lleva en hombros a la habitación de la princesa. A partir de ese momento, Biendormidita conciliaba sin problemas el sueño.
 
Esta historia está escrita con la gracia de un cuento de hadas. Al igual que Una mala noche, es muy adecuado para contarlo a los niños, especialmente a aquellos que están sufriendo de pesadillas. Los niños pueden hacer uso del conjuro que gentilmente el rey ordenó que se escribiera para compartirlo con todos aquellos que sufrieran el mal que tenía Biendormidita.
 
Todos los seres humanos tenemos o hemos usado algún conjuro, el hecho es que tenemos alguno para todo, sabemos cómo y cuándo aplicarlo y confiamos en su eficacia. A través de la historia, Ende nos muestra que el miedo es algo normal y cotidiano, que cualquiera enfrenta; pero que también se puede exorcizar. Escribir un conjuro desahoga y hace que salga aquella que preocupa, como una terapia.

El teatro de sombras de Ofelia

Argumento.- Este cuento nos cuenta la historia de la señorita Ofelia. Sus padres le dieron su nombre porque querían que fuera actriz; pero su voz era pequeña y decidió dedicarse a ser apuntador del teatro del pueblo en el que vivía. Después de muchos años el teatro cierra al ya no contar con espectadores, así que Ofelia se queda en su lugar para despedirse de él y de pronto ve una sombra. Ella le habla y la sombra se sorprende, se trata de una que no pertenece a nadie. Ofelia se compadece de ella y reconoce que ella misma tampoco pertenece a alguien, así que la invita a irse con ella. A partir de ahí muchas sombras sin dueño acuden a Ofelia para que las acojan. Un día las sombras discuten y para evitar esto, la señorita Ofelia decide enseñarles todas las grandes comedias y tragedias del mundo. La gente notaba que ocurría algo extraño y Ofelia tiene que mudarse. Emprende un viaje largo y sin rumbo hasta que llega a una playa donde se duerme y las sombras aprovechan para deliberar cómo podrían ayudarla. La solución es crear con una sábana blanca "El teatro de sombras de Ofelia". Un día llega una nueva sombra sin dueño que resulta ser la muerte. Ofelia en el cielo es recibida por las sombras que acogió y ahora es apuntadora del Teatro de luces de Ofelia.

Este cuento es un lindo cierre a esta colección de cuentos de Ende. Es una historia profunda que habla de las sombras que rodean a una existencia y que cada quien debe conocer y acoger en algún momento dado. Ofelia misma es una sombra, no es actriz, es apuntador, es básica para el funcionamiento del teatro; pero nadie la ve, ni nadie la conoce. Las sombras también pueden simbolizar las experiencias, los recuerdos que se generan a lo largo de la vida y al final reflejan la sabiduría.

CONCLUSIÓN A ESTA OBRA

Ende es un escritor de enorme sensibilidad, gran observador de la naturaleza y del ser humano. Es una especie de antropólogo del ser humano. De diferentes maneras, con simpatía y gracia Michael Ende toca el centro de los dilemas humanos.

Esta colección de cuentos son esenciales para quienes gustan y fomentan la literatura infantil. Su gran calidad los constituyen en clásicos contemporáneos de la literatura infantil.


Años de publicación de algunos de los cuentos.

  • Liri Loré Willi Porqué (1978)
  • El Tragasueños (1980)
  • Tranquila Tragaleguas. Una tortuga tenaz (1983)
  • El dragón y la mariposa (1984)
  • Norberto Nucagorda o el rinoceronte desnudo (1986)
  • Filemón el arrugado (1987)
  • El teatro de las sombras de Ofelia(1988)
  • El secreto de Lena (1991)
  • La sopera y el cazo (1993)
  • El largo camino de Santa Cruz (1994)
  • Los mejores cuentos de Michael Ende (1994)
  • El osito de peluche y otros animales (1995)
  • La escuela de magia y otros cuentos (1995)
  • Los mejores cuentos de Michael Ende (1995- redición)

  • FUENTES: http://es.wikipedia.org/wiki/Michael_Ende#Cronolog.C3.ADa

    Comentarios

    1. Acá se ha generado una terrible confusión. Supongo ha sido error de los buscadores. Yo estoy registrado en Blogger como Filemón Solo. Tengo tres blog que fueron interferidos en repetidas oportunidades. Ahora veo que mi blog "Los Cuentos de Filemón Solo" remite a este sitio; curiosamente algunas de las fotos me pertenecen.
      Lo peor de caso en que no hay nadie que responda ante un reclamo, sitio de por sí extremadamente difícil de hallar en Blogger

      ResponderEliminar

    Publicar un comentario

    Entradas populares de este blog

    Seis veces Lucas

    El sofá estampado

    La bolsa amarilla