Los Mejores Cuentos de Michael Ende (II)

Tranquila Tragaleguas, la tortuga tenaz
 
Argumento.- León XXVIII se casa y Tranquila Tragaleguas se entera de que todos los animales están invitados y emprende el viaje hacia la boda. En el camino se encuentra con varios animales que critican su decisión y tratan de desmotivarla para que no alcance su objetivo; pero Tranquila siempre se muestra decidida, optimista y perseverante y continúa su camino "paso a pasito", de manera que llega a la boda, ahora de León XXIX.
 
Este cuento refleja el ciclo de la vida, todo es cíclico y repetitivo, sólo hay que ser perseverante y tener paciencia. Tranquila tenía clara su meta, el deseo que le movía en la vida y con base en su disciplina, perseverencia y paciencia lo logra al final.
 

El muñequito de trapo
 
Argumento.- Había una vez un muñequito de trapo cuyo único oficio era: divertir al niño; pero un día el niño se aburrió de él y deseó otros juguetes más vistosos. El muñequito tuvo muchas aventuras hasta que la Abuela lo rescata de la basura y lo repara. El niño llora porque extraña al muñequito y un día recibe un paquete de parte de la Abuela donde encuentra al muñequito deseado quien puede ahora volver a realizar su oficio.
 
Con esta historia Ende nos lleva a reflexionar sobre la sociedad de desecho. Nunca estamos contentos y satisfechos porque somos seres deseantes. Lo que le sucede al niño al desechar y luego extrañar a su juguete es un ejemplo del dicho "Nadie sabe lo que tiene hasta que lo ve perdido".
 
El secreto de Lena
 
Argumento.- Lena es una pequeña que tenía un conflicto: sus padres no hacían lo que ella quería. Para resolverlo decidió buscar una hada quien como solución le dió un encantamiento que hacía que sus padres se redujeran a mitad de tamaño cada vez que la contradijeran. En un principio la situación divirtió mucho a la niña; pero conforme pasó el tiempo y sus padres casi desaparecen, Lena se sintió sola e insegura así que acudió de nuevo con el hada para revertir la magia. El hada le ofreció regresar el tiempo; pero Lena debía comer los terrones encantados antes de que lo hicieran sus papás y sería ahora ella la que no podría llevarles la contraria. Al final Lena y sus papás aprendieron a ser más flexibles y condescendientes con las necesidades y deseos de los demás.
 
El conflicto de Lena resulta un ejemplo lleno de humor sobre el conflicto básico que se de entre los adultos y los niños. Los primeros buscan orientar y educar a los pequeños; pero los niños lo asumen como restricciones sin sentido.  Los niños contradicen a los adultos en la búsqueda de su independencia y en su afán de diferenciarse de ellos. Los pequeños contradicen para autoafirmarse y los padres buscan que el niño sea dócil.
 
Norberto Nucagorda o el Rinoceronte desnudo
 
Argumento.- Norberto Nucagorda es un rinoceronte que sólo confía en sí mismo por lo que aleja a todos los demás animales y por ello le tienen miedo. Cansados de la situación los habitantes de la selva convocan a una reunión para encontrar una solución. Entre ellos plantean ideas que van desde la violencia, el razonamiento, la astucia y la huída. Norberto los sorprende y sólo refuerza sus sospechas y desconfianza por lo que los animales huyen, excepto el pájaro picabuey, el cual enojado por la situación lo convence de que para demostrar que él es el más fuerte y el rey de los animales debería construir un monumento de sí mismo. El rinoceronte se constituye su propia escultura y conforme transcurre el tiempo, pasa hambre, sed e inclemencias del clima de tal forma que adelgaza y sólo queda en pie su coraza. Cuando Norberto la ve huye despavorido ante la imagen de su peor enemigo.
 
La coraza del rinoceronte representa la defensa que se ejerce para no ser lastimado, generado por su gran desconfianza en los demás animales.
 
En este cuento, el picabuey juega con el ego y la estupidez del rinoceronte y a través de argumento le plantea una trampa de lógica. Conocer y trabajar con el ego es encontrarse a sí mismo. Cuando este proceso no se da, te encierras en ti mismo y te defiendes atacar lo que lleva como consecuencia perderte a ti mismo.
 
No importa
 
Argumento.- El narrador tiene un encuentro con un personaje peculiar, un niño enorme con el que tiene muchas anécdotas. Todo comienza cuando se dispone a cenar, compra un periódico y ordena. El niño constantemente se entromete con él sin decir nada: le quita su periódico, come su cena, bebe su cerveza, lo acompaña a su casa, pierde sus llaves, tira la puerta... El narrador constantemente justifica sus acciones argumentando que ve que el niño "no lo hace con mala intención" y cada vez que hable con el niño el contesta "no importa".
 
Se concluyó que este cuento es el menos logrado de la selección que se presenta en este libro editado por Everest.
 
El cuento es una anécdota de lo que sucede cuando los adultos no se atreven a marcar límites claros a los  niños, quienes a veces actúan sin mala intención y no miden las consecuencias de algunas de sus accciones, las cuales pueden salirse de control y llegar a ser graves.
 
Tontolico y Tontiloco
 
Argumento.- Un investigador que buscaba un país llamado Absurdilanda, llega a una peculiar isla en la que sólo viven dos habitantes: Tontolico, un ser del que nadie va a saber y Tontiloco, un ser al que nadie ve, sólo se le recuerda cuando ya no está. El primero que visita es Tontiloco y para llegar a él había un camino que desaparecía en cuanto era usado. El personaje estaba lleno de campanillas y no dejaba de moverse para hacerlas tañer, quien hacía todo lo posible por llamar la atención; pero tenía un problema: nadie lo recordaba después de conocerlo. Tontiloco era su hermano y también tenía una peculiaridad: todos lo recordaban perfectamente una vez que se hubiera ausentado. Estas dos características impedían a los hermanos estar juntos.
 
Este cuento narra de manera fantástica un viaje que se realiza al inconsciente, el cuál es contradictorio, no está pero si está, tal y como sucede con los personajes que no pueden recordarse o conocerse; pero eso no los hace menos reales.
 
La realidad, el presente,  no lo puedes asir, apenas das la vuelta y ya se escapó, ya es pasado.
 
 
 
 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Seis veces Lucas

El sofá estampado

La bolsa amarilla